02/21/2017

Última hora de las noticias del sector bursátil español. Economía de calle para todos. Estate atento a los cambio del Mercado y las divisas de valores para Invertir a tiempo

El Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ) están intentando alcanzar los objetivos de inflación a través de la depreciación del euro y el yen. Aunque estos bancos no hablan en ningún momento de ‘depreciación’, sus políticas y mensajes dejan entrever que el fin es lograr un euro y un yen débiles. En las últimas semanas parece que tanto la Reserva Federal de EEUU (Fed) como el Banco de Inglaterra se han metido de lleno en esta ‘guerra fría’, emitiendo sendos discursos que esconden una única intención: depreciar sus divisas.

La Reserva Federal y el Banco de Inglaterra han sido los últimos bancos centrales en declarar su participación en la ‘guerra fría de divisas’, término acuñado por Pacific Investment Management (PIMCO), la mayor gestora de bonos del mundo.

A medida que los bancos centrales de la eurozona y Japón han ido tomando medidas ‘discretas’ para depreciar sus divisas durante el segundo semestre de 2016, la Fed ha decidido contraatacar suavizando el discurso (hawkish o alcista) de 2016, con el objetivo de parar la escalada alcista del dólar, según Joachim Fels, asesor económico global de Pimco.

Las ‘guerras frías’

Por otro lado, en Reino Unido, los responsables de la política del banco central también están tratando de debilitar la libra. Desde el Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) aseguraron que la NAIRU (tasa de desempleo no aceleradora de la inflación) había bajado, es decir, que en el BoE puede mantener los tipos a niveles muy bajos para apoyar a la creación de empleo sin que esto afecte a la inflación por el momento. Este movimiento deja entrever que el BoE va a mantener durante un periodo prolongado de tiempo los tipos en niveles muy bajos (ahora están en el 0,25%). Esta política de tipos puede ejercer una presión despreciadora sobre la libra.

Compartir:
Economía